Tu no pintas nada, chaval.

Banksy, el super artista de la pista, el más relevante grafitero universal (con permiso de Shepard Fairey), el creador que más ha rejuvenecido los museos, el hombre con más humor en sus actuaciones varias, un pintor cuyo nombre te autocorrige google cuando lo buscas, tiene un documental muy guay, muy risas y muy aplaudido en el Festival de Berlin  que llegará a nuestro Zinemaldia este 2010.

Me atrae su imagen. Si fuera más snob aún, diría que a mí me gustaba en el 2000, rollete pureza y tal. Pero me da igual. Me gusta lo que hace, y tengo un librillo en casa donde se le ve jugándose el tipo en el Muro de Palestina, por ejemplo.

Huelga decir que este ya está más dentro que fuera, que su “revolución y denuncia” cotiza a 200.000 libras la pared pintada. Digno camino que sigue las manchas del autor cuyo apellído es sinónimo de su afición, el autor o eso de la Cúpula de la Comunidad Europea.

A su manera, y vacunándome contras las meigas Arteleku que seguro me susurran mientras escribo esto, la película -trayectoria- me suena a No Logo, el típico movimiento de denuncia de las tendencias que acaba convirtiéndose en otra tendencia más.

Pero bueno, yo deseaba traerlo a colación por el tema graffitero en las ciudades. Esa dicotomía “es arte/ ensucia” ( a la que pronto llegarán otros estilos creativos como la música)  que las normativas urbanas manejan con la barra horizontal del trapecista.

En Donostia, sin ir más lejos, hubo una semana delirante. El rector de la ciudad – no tan diferente al resto, me temo- anunciaba el endurecimiento de la Ordenanza Municipal dedicada al tema, informando de la detención de un pintor que había firmado unas 250 veces a lo largo y ancho de los ladrillos y cristales de la ciudad. Tras descartar que fuera Marta Etura tras una sobredosis de kalimotxo o un avalista de un crédito ICO, una señora en bikini y gafas enormes de carton-pasta anunció que 250 pintadas a 150 euros cada una hacen un total de….

Hasta ahí sin problema. Es lo habitual. Pero la sorpresa venía a finales de esa misma semana, con la inauguración por parte de idéntico señor donostiarra de un parque nuevo, el de Ametzagaña, situado en Intxaurrondo.

Un espacio cuya inauguración se había tenido que retrasar por culpa de unos vándalos grafiteros y sus muy graves conductas. Un diario publicaba unas fotos – lo siento, no están en su versión web– en las que se venía un mirador precioso, en cuya parte inferior aparecía un grafitty que ocupaba toda su base. Gigante, como un pino. Oficialmente pagado.

Mientras me devoro la cabeza sobre si los carteles electorales no son “una conducta incívica muy grave”, aplaudo como si Plácido Domingo estuviera haciendo una tortilla en el campeonato de la Semana Grande Donostiarra: Nuestros políticos, todos, pueden y deben ser el relevo natual de Joxean Muñoz al frente de Tabacalera. Sin rubor alguno, levantando su dossier y su bote de pintura. Porque solo ellos saben diferenciar un grafitti vandálico de uno artístico, que es el que se paga con dinero público. ¿Me equivoco?

[¿Y si Banksy llegara a Donostia de incógnito, con sus chanclas y calcetines, y se cascara una pintada?¿Mandaría borrarla el jefe?¿La borrarían los curriquis?  No sería la primera vez que unos benditos limpiacalles, en su total desconocimiento o exceso de celo, se chuscan una obra artística callejera programada a bombo y platillo. Y no les culpo, la verdad.]

30 comentarios en “Tu no pintas nada, chaval.

  1. Señor Love:

    Aplaudo apasionadamente y firmo por la línea de puntos.

    Hubo un intento allá por el año 2004 de hacer en esta ciudad un certamen de graffitti que mereciera la pena. Y se hizo, gracias a Iñaki Bocos y a un graffitero de Girona cuyo nombre no recuerdo. Representa 04 se llamó.

    Lástima que sólo se hiciera una edición. La segunda la paró el alcalde ayudado por el consistorio de esta ciudad.

    Siguen contra el graffiti igual que entonces.

    No saben.

    Amén.

  2. Cuando no montan concursos para pintar en una pared que a las 72 horas acaban en el garbigune. Tope enrollados.

    A mí no me importa que pueda ser legal al final o no. Solo pido una postura única, como el misionero en las camas de occidente.

  3. Es como al donostiarra al que se le ayuda poco a la hora de ensayar y luego se le abre el salón de plenos para darle un premio.

  4. Entre ayer y hoy el concejal de cultura, Mr Whitepants, presentó con mucho orgullo una mierda de cartel de su amigo Usabiaga, hoy inaugura un truño de escultura que podía titularse “robando cobre” y luego se ha ido a los terrenos de la incineradora.
    Denis es un genio del underground y no os habéis dado cuenta!

  5. Lo: eso pasa mucho.

    Chojin contaba que el mismo Ayuntamiento que le perseguía (la Guardia Municipal por, presuntamente, hacer graffitis) le llamaba luego para dar cursos, charlas (Juventud, Cultura…).

    C´est la vie!

    P.S.: que alguien le quite el tubo a dancin kid.

  6. ¿Chojin? … Iturri, devuélveme el turulo.

    Esto de los grafittis ha pasado de siempre, todas las contraculturas han sido absorbidas/compradas por el stablishment cuando alcanzan el éxito. Hasta el punto que ciudades como Berlín tienen en el Tacheless uno de sus principales reclamos turísticos.
    Seguro que el jefe de la tribu de Altamira le arreó una hostia madaleniense al primero que pintarrajeó la cueva.

      • extracto de la noticia:

        “vergonzosa y contraria al respeto que debe merecer el patrimonio público la actitud de una minoría, que debe ser sancionada”

        ¿Hablamos de pintadas o de grandes obras faraónicas?

  7. Para responder a tus preguntas podría pintarse por esas fechas por ejemplo sus ratas, … a ver que pasa

  8. De todos modos, falta un poco de crítica hacia el “grafitero” medio. La mayoría del spray que gobierna las paredes de la ciudad son firmas. Y normalmente son las mismas, repetidas cada diez metros y en cualquier soporte, no sólo en paredes vacías. Contra esos gilipollas, estoy con Odón.
    Poco arte y poco mensaje. Mucho ego en spray es lo que hay.

    • No se si para dire o no, pero le veo en la pomada final 😀

      Eso que dices es como permitir que locales de ensayo o no dependiendo de la calidad de sus ejecutantes.

      • aryutolkintumi?
        Solo digo que el gilipollas que puso su puta firma en mi puerta y en las de al lado se autocensure un poco. Flaco favor hace al graffiterío, y mucho argumento le dan a Odón.
        Que también podían practicar y leer un poco antes de empezar a pintarrajar con su primer spray chispas. Tudonovale.
        Cuando el lienzo soy yo, trátame con cariño.

        • No es del todo comprensible la postura. Osea, que haya locales de ensayo, pero no debajo de mi casa, que haya bares, pero no debajo de mi casa, que ….
          mu donostiarra.

  9. No, no me pillas. Para nada. Y no te me pongas en plan anarco que no cuela.
    Si lo de Bansky y Dizebi es graffiti, las firmas hechas en 10 segundos no lo son. Si lo de los primeros es música en spray, lo de los firmantes es un borracho gritando “y mi palabra es la leeeyy” por la calle.
    Y dejo ya de dar la chapa (a ver si me la pintan)

  10. que no, tio, que no. Que eso es decir que Bisbal hace buena música y la banda de heavys que ensayan bajo tu casa deberían empalarlos por lo malos que son.

  11. toy con kid…
    No es cuestion de ser bueno o malo solamente.Tampoco vas a ensayar con tu banda al Oncologico mientras la gente esta enchufada a la quimio. Es cuestión de sentido comunismo. A mi me puede dar por ir dando patadas a los espejos retrovisores de los coches aparcados y llamarlo performance o street art…

  12. seguro que no eras ni el primero de gipuzkoa. que arteleku lleva abierto ya porrón de años, hombre…

    El ejemplo de la quimio no lo he pilado. No entiendo el sentido de la frase.

  13. pues que cada cosa tiene su entorno natural.
    y la pintada de Gora ETA en la puerta de un negocio o una firma de un grafitero en la puerta de una casa… no lo son… com o no lo es ponerte a ensayar en bla bla bla

  14. Gora Gora Kid.
    Llego tarde al debate pero estoy con lo que dice El Niño. Las pintadas del estilo a las del parque de Ametzagaña me parecen no sólo un atentado contra el mobiliario urbano, sino también contra el mal gusto.
    Muuuy cutres…

  15. sr love, parece que el que quiere presentarse a dtor de tabakalera eres tú, que al parecer tienes un criterio bastante claro respecto a lo que es o no es, o puede o no puede ser arte (me atengo al comentario que dice “el primero de gipuzkoa…”). Sin embargo estoy con k jauna. Equiparar lo de los locales de ensayo con lo graffiteros me parece totalmente incoherente. Imagínate que las bandas ensayaran día y noche, ya no debajo de tu casa o de tu oficina, si no en plena calle. Dándole al mismo jodido tema (en el caso graffitero sería una firma) una y otra vez. ¿Estarías de acuerdo con ello? ¿de verdad crees que sería beneficioso para la salud de la-nuestra cultura?
    No se trata de realizar ni juicios estéticos, ni económicos, y menos usos propagandísticos de nada. No somos como los políticos. Se trata de una cuestión de respeto, nada más. Y ahí ya entraríamos en otros terrenos….

    • welcome, baloidua.
      Me alegra su opinión. Es otra más a sumar a la lista.
      Tira la sisa un poco para aquí, y coge el dobladillo un poco más allá. Sin más. Sin menos.
      Gracias por su aportación.

    • Y, para acabar por mi parte, que no soy polemista ni impositivo (no digo que usted lo sea, que no lo sé), decir que lo que defiendo es lo contrario: mi criterio es absolutamente difuminado, nada claro, abierto hasta la lesión de pubis. La verdad absolut-a solo se me presenta con tónica en copa de balón

  16. Antes de nada, por favor deja de hablarme de ud, que a uno le dá la sensación de ser más viejo de lo que dice el dni. Y además, no mola cuando te pones tan serio….;-)
    En cuanto a imposiciones, también me gustaría dejar claro que nunca tuve esa sensación al leer tu post, pero luego la dialéctica en los comentarios saca a relucir algunas cosillas…. o por lo menos los insinúa… por eso me he permitido hacer el chistecillo de lo del director. Los políticos, ello sí, tan amantes de la verdad juegan con ella según sus intereses y tan desprejuiciados y ligeros van, que hoy te dicen A y mañana B, pero siempre siguen poseyendo la verdad. hasta el punto que a los mortales no nos dejan más que crear a partir de esa difuminación que comentas, y que en mi opinión tan necesaria es.
    Por tanto, entiendo que estamos de acuerdo hasta en lo de la verdad absoluta, aunque personalmente si me das a elegir, prefiero el vodka sin tónica, que difumina más rápido….:-)

Los comentarios están cerrados.