La Concha de tu…

Uy. Ya empezamos a desnivelarnos. A ser ciudadanos y “superciudadanos”. Y eso no me gusta.

El alcalde de la ciudad ha presentado en sociedad el típico proyecto que todos los grupos municipales han presentado, más o menos mesiánico, alguna vez en su vida: “Vamos a peatonalizar La Concha”, lo cual no implica ceder a la madre de un cualquiera para su uso comunitario. No. Hablamos de hacer un gigantesco paseo que convertirá nuestra bahía en una postal en movimiento perpetua, cual tiro a pichón de barraca de feria.

Y como estamos en crisis, pues se han pedido unos informes que dirán que sí se puede. Ya se han levantado voces. Lastima que no lo hagan puños. Sobre la mesa, digo. “Insensatos, es para que utilicéis el servicio público”. Y para echar cable y construir un tranvía, amiguete.

No estoy en contra de forzar un poco la máquina para que se use, que la gente deje el coche por otros medios comunitarios. Pero para ello esos medios deberían ser más eficientes. Mas mi grito no va por ese camino que ahonda en la idea del Mesías que todo lo asume y crea. Sino en el envoltorio de la misma. Reproduzco:

La intervención sería «un proyecto estrella» dentro de la candidatura a la capitalidad cultural de la UE 2016 o, si no se lograra este objetivo, se enmarcaría en el bicentenario de la reconstrucción de la ciudad en 2013.”

El Super Ciudadano ha decidido ya un proyecto estrella del 2016. Para poco sirven las 500 ideas, problemas, soluciones de fontanero vecinal, el alicatado de las esquinas con nuestra lija de mano que el “envidiable proceso participativo” de la Candidatura a Capital Cultural ha llevado a cabo.

Elementos entre los que no me creo que estuviera en lugar primordial de preocupaciones el cementar la bahía. Hechos como este desmontan el sistema y da carnaza a los escépticos, cuyo “ya os decía yo” empieza a ganar peso y seguidores.

Gracias chicos, fue un placer. Vuestras ideas han sido geniales, tan bonitas y cercanas. “Unidos por el Atlántico”, “Olas de energía ciudadana”. Guau. Pasote. Digno de Arteleku, tíos. O algún Cluster de artistas. Ahora dejad a los que saben de esto, que vamos a hablar de cemento y deciros las ideas que vosotros queréis llevar a cabo. Mira el péndulo. Relajate. Cuando cuente hasta tres…

Los (aún) ilusionados lo queremos ver de otra forma: 2016 o 2013 se han convertido en una errónea coletilla política a la hora de presentar proyectos. La calentura de boca de hoy se ha realizado abordando temas de movilidad.

Pero pronto veremos más casos: “Hay que meter pasta en la Real, porque tener un equipo en Primera es un proyecto estrella del 2016”, “Vendrá Madonna, aunque sea a comerse unos pintxos, porque es el motor femenino de la candidatura”,”Los gastos de representación de Christines han sido para estrechar lazos de candidatura, ya saben, Unidos por el Atlántico con brasileñas y cubanas”.

Los términos anuales lo inundarán todo de aquí al año que toque, buscando que el conjunto de la ciudadanía -esa que aún no sabe por donde van los 2016 tiros a ciencia cierta- acepte la obra de turno como pequeño secretillo hecho público. Pero inmiscuirse de esta manera predominante y protagonista en un proceso abierto y plural que teníamos (¿tenemos?) en ciernes poco o nada ayuda a la hora de hacer que el ciudadano lo sienta como suyo.

[La foto es de Ketari]

17 comentarios en “La Concha de tu…

  1. Que puta mania con los peatones…

    Los coches y las motos y los autobuses tambien son elementos importantes para una ciudad. Esto va a parecer una maqueta gracias a los números mágicos 2013-2016

    Abajo la dictadura de los bipedos!
    Abajo el espejismo de la Ciudad Cultural!
    repoblación de los patos de la Plaza gipuzkoa ya!

  2. pero… ¿no quedan patos en la plaza gipuzkoa?
    y asi queremos ser capital cultural? (es que vale pa to)

  3. Yo recuerdo que una agenda que regalaba la Kutxa hace muchos colaba en el día 28 de diciembre una noticia sobre el soterramiento de la Concha. No del paseo, sino de la bahía entera. En mis tiernos 13 años me lo tragué todo.

    Y, claro, he tenido un deja vu al leer esto.

  4. jajajajajaja.
    Pues leyéndote a tí uno piensa que eres socio del Txutxu!
    😀

  5. Juk, es que para Love ha sido muy traumático, se le acaba de morir el 2016
    el sitio de su recreo…

  6. Está bien, loveof74: me has descubierto. La primera noticia que cubrí para el DV allá por 1990 fue la inauguración del txu-txu. Se dice pronto, ahora que estamos acostumbrados a verlo, pero imagínate aquel día, subidos en el artefacto, junto a la madrina del trenecito, a la sazón, la santa del por entonces lehendakari Ardanza. Todo el mundo mirando, una vergüenza ajena… Comprenderás que en lo sentimental estoy unido al invento por lazos de esos que no se rompen así como así. Por cierto, aquel día pensé que el tren sería pasto de las llamas en el curso de los tradicionales disturbios de Semana Grande, pero no fue así…

  7. jodó, de lo que se entera uno….
    El tren TxuTxu está por encima de banderas y pelotazos.

  8. más bien el eje “tractor”
    jo, si soterran el tráfico, que pongan unos cristales en la pared, así podemos ver el fondo marino, y las suecas en topless! gora landismoa!

  9. si, el tractor
    ea, tomate el cola cao.
    vaya horas de desayunar que tienes…

Los comentarios están cerrados.