Sueños de verano, es una ilusión….

Llegan las vacaciones. Relax, ocio externo, niños que corren casi tanto como las cervezas. Comidas fuera de hora, o en la hora natural, que nunca se sabe. Terrazas en las que los hielos se deshacen a la misma velocidad que nuestros sueños de compañía. Paseos por la playa y la montaña, huyendo de coyotes…

¿Para todos? No, amigo, no. Quizás la mayoría curriqui pueda tomar este plan como propio, pero algunos no pueden. ¿Y quienes son esos pobre humanos? ¡Los grupos de música underground!

Porque el verano es su tiempo. El momento en el que todas las televisiones (llenas de becarios y ausencias vacacionales, pero con el mismo minutaje), que ya han tratado el siempre necesario tema de las abejas reina en los bosques de Toledo, corren a tocar sus puertas en busca de un reportaje, un breve, un concierto, una curiosidad.

Las multinacionales aligeran sus presiones anuncio-informativas. Los festivales sueñan con ellos, dado que son los únicos humanos felices por tocar a las 4 de la tarde en un secarral valenciano ante 34 personas. Las radios recuperan temas de ayer, hoy y… anteayer, abriendo tus micrófonos para estas formaciones en la hora más pu(n)ta, entre las 13 y las 16 horas.

Los periódicos (llenos de becarios y ausencias vacacionales, pero con el mismo gramaje y más fotos) y sus usos veraniegos (gorro para el sol, mecha de fuego de San Juan, acicate de toro sanferminero) les dan hojas dónde antes, en el frío invierno, había 3 líneas. ¡Qué digo hojas, suplementos enteros!

¿Y qué deben hacer los grupos? ¿Aprovechar la oportunidad o pasar de rellenar, atendiendo al orgullo, el hueco entre anuncios antes conocido como Verano? Yo solo tengo una respuesta: ¡Y a mí qué me cuentan!

Cada cual es mayorcito de sopesar todas las variables: Es bueno salir en medios masivos, es bueno porque vas a llegar a más gente, es malo porque no te lee ni blas y estás fuera de temporada, es malo porque la gente te lee pero no atiende, es bueno porque tu currículo aumenta una línea, es malo porque el medio sabe que vas a tener el share del mensaje de Patxi Lopez en navidad… ¡Hasta este jodido texto ha salido a finales de julio, porque nos faltan cosas que contar! 😀

Les dejo con una pregunta que se suele hacer un colega intelectual y músico: ¿Nos llaman para entrevistas porque somos interesantes o porque no hay nada más?

9 comentarios en “Sueños de verano, es una ilusión….

  1. Tampoco hay que darle muchas vueltas. Es una verdad incontrovertible del periodismo: todo lo que sale, sea en el periódico, sea en el telediario, es porque no hay otra cosa mejor. Vale lo mismo para el músico ‘indie’ que para Obama. Yo sería partidario de aprovecharlo todo, si apetece, sin comerse el coco.

  2. de todas formas, no creo yo que los grupos de musica underground, como tú dices, salgan mucho en los periodicos y televisiones durante el verano, no? No sé, yo no los veo… lo que sí te puedo decir es que es muy jodido llenar páginas en verano!
    Respecto a la pregunta que se hace tu colega intelectual y músico: hay de todo, pero creo que más de lo segundo que de lo primero… Normal, por otra parte.

    • Un grupo naional o vasco, pequeñito, de pop a lo inglés, saldrá en los medios cuando los grandes grupos (osea, los que tienen potentes maquinarias promocionales y sociales detrás) estén de vacatas o ejerciendo sus sugerencias en otros paises

    • No veo el problema. Si alguien quiere llenar huecos con un músico, que llame a Hannon, el llenalotodo.

  3. Además, el axioma es de ida y vuelta: si me envían a hacer una entrevista o un reportaje, generalmente, es porque no tienen a nadie mejor al que mandar. :-)

Los comentarios están cerrados.