A pillar la ola

La revolución pendiente es que los ciudadanos pasemos de consumidores de energía a productores”. En ese sentido también es pionero con un plan para crear una ola artificial frente a San Sebastián que generará energía utilizando el mar. “Será una catedral de agua salada con música dentro, pero es una máquina concebida para demostrar que la cultura se adelanta al negocio. Antes de que cuatro poderosos se apropien de la energía del mar, la sociedad tiene que demandar su uso público“. “Nuestro hogar lo diseñan Telefónica e Ikea; es brutal” · ELPAÍS.com¿Hablan de esta ola, no? Esa cuyo ” El presupuesto, que está sin cerrar pero se cuenta en millones de euros, correría a cargo en un 80% de un patrocinador privado“, no? No, oye, que igual hablaba de otra ola u otro San Sebastián y yo entendí mal….