Una ecuación creible

En la mentalidad cartesiana instalada en la concejalía del congresista Gasco, se prioriza el erradicar la segunda fila. ¿El por qué? Vaya usted a saber. Esta absurda norma que deja las calles amputadas con un único carril, sólo genera infinidad de handicaps . Se me ocurren unos cuantos ejemplos. Cada vez que alguien aparca/desaparca, la calle se atora. Las ambulancias se ven obligadas a aparcar lejos del paciente, o a bloquear la calle. Las aceras se ven invadidas de furgonetas comerciales, anulando la ventaja de la ampliación. Y luego están los autobuses, las obras, etcétera. Las malas lenguas dicen que esto es fruto de un velado interés municipal: cada vez que se construye un parking, se amplían las aceras de la zona reduciendo la plazas de aparcamiento libre. ¿Casualidad? Aquí al ladito están construyendo uno.

Angel Aldarondo, en “poner acera, quitar acera

Yo aún estoy esperando la exposición en el Victoria Eugenia sobre la incineradora…