“Upside Down”: Sorted for E´s and Whiz

El Dock Of The Bay donostiarra iba plegando velas en cuanto a emisiones del fin de semana con una de las proyecciones más esperadas por este blog: El Orain de Giorgi… no, hombre, just kidding. Nos referimos al documental “Upside Down”. Emotiva peliculaza que narra el modus vivendi y morendi de nuestro adorado sello Creation Records. La luz que iluminó nuestras compras discográficas en los años 90.

Centrado en las formaciones más famosas (y los BMX Bandits :D) del sello de Alan “hay fiesta en el bunker de la oficina” McGee, los 100 minutos de duración se pasan en un vuelo. El que el avispado escocés le pegaba a su cuerpo día sí y día también. Madre mía qué de excesos. Si a la salida del documental de las raves de Blackpool comentábamos la ya acostumbrada ausencia de referencias drogodependientes en este tipo de obras, deciros que “Upside Down” habla más de ellas que en todas las ediciones del Dock Of The Bay juntas. Y mira que no parece un hilo conductor natural de estas músicas (salvo “Screamadelica” y, si me apuran , “Loveless”).

Jesus and Mary Chain, Primal Scream, Ride y My Bloody Valentine y Oasis se llevan la mayor parte del minutaje musical.  Extraña la ausencia de referencias a Felt o la brevedad del pase de Teenage Fanclub (cuando los discos más famosos-vendidos del sello, Gallagher y Ride mediante, pudieron ser los más potentes de MBV, Primal Scream y TFC, editados todos ellos en octubre-diciembre de 1991) .

Pero todas canciones de la película hacen mover los pies a cada segundo. Ver a Ride (divertida la aparición de Gardener en el TOTPs formando parte del grupo de Gillespie) en su debut, escuchar las explicaciones (ampliadas en su soberbio libro de 33 y 1/3) de la gestación del disco totem del grupo de Kevin Shields, disfrutar de la majadería de los Super Furry Animals o el eterno acierto melódico de Boo Radleys. Todos los grupos hicieron grande a Creation, y viceversa.

El final llega con la no suficientemente detallada enfermedad post-drugs de McGee y la presión ejercida por Sony, con quien se había aliado para hacer de Oasis la banda  más grande del mundo. Su vida fue mi vida durante muchos años. Y ahora, rememorándolo con este buen paseo, veo que no fueron nada malos.

Detalle: Las portadas del NME que  aparecen en el documental colgaron todas ellas de la pared de mi cuarto en sus días.

5 comentarios en ““Upside Down”: Sorted for E´s and Whiz

  1. Algo así, Fotero. Pero negar la influencia de las mismas en los dos discos drogotas mencionados en el post sería ffaltar a la verdad.

    Recuerdo a Shields en la edición española de Inrockuptibles detallando la influencia de las mismas en la grabación de Loveless. Y lo de Screamadelica no hace falta detallarlo mucho 😀

Los comentarios están cerrados.