Dock Of The Bay : “Underground. La ciudad del arco iris”

El viernes a la tarde nos resguardecimos de los mil chaparrones  a la caló del techo de Loreak Mendian (tenderete de Sagués) para ver “Underground. La ciudad del arco iris”

Sillas, cervezas y muchas caras conocidas para la inauguración oficial del Dock of The Bay 2009. Un festival que sus gestores (atentos a los nuevos trabajadores, darán que hablar. Cuando hablen, claro :D) presentaron a viva voz allí mismo. Se intuyen muchos actos, pero no se destripó ninguno.

Xabi Primo como siempre defendía el Flash frente al HTML y el CSS – yo soy de la acera contraria-. Jorge Primo nos chivaba que uno de sus diseños podría ser carnaza de you thought we wouldn’t notice, con Iker Spozio hablamos sobre el concierto de los Pastels que nos perdimos en París. Y Turko (sorry!) andaba algo enfadado por algunas de las informalidades que nos tomamos en este blog a la hora de detallar la fiesta posterior en el Ondarra.

La peli del «undergound» sevillano está dividida en capítulos. No recuerdo cuantos, unos…¿15? De ellos los 10 primeros se pueden casi obviar en muchos aspectos.

Algunos rayan lo ridículo, como el dedicado a las drogas o las aportaciones de (no, no aparecía Bono, pero sí ) Alfonso Guerra o Carmen Romero, otrora revolucionarios hippies y ahora…bueno, eso, señoritos sevillanos. Los mismos que parecen apropiarse la idea de todo el movimiento social que llenaba los locales hacia conceptos políticos propios.»Allí hablábamos con gente afín, discutíamos y charlábamos los que teníamos cosas contra el sistema».

Otras apariciones invitan a la sonrisa, como ver al bueno de Nazario hablando la mar de tranquilo, bien alejado de su sucia pluma.

Parece que eso de «underground» era una cosa que aprendieron los sureños que decía los militares de Rota sobre todo lo distinto o reivindicativo de su país de origen, metido en pleno Vietnam. Porque su uso a lo largo del documental va cambiando de significado ligeramente según quién lo exprese. Parece un batiburrillo donde entra todo lo paralelo en aquellos años de franquismo tardío.

La historia se estira en demasía en esta larga primera parte, quedando el interés real para la zona final, cuando Smash (banda conductora del documental) se alía con Manuel (el de Lole y Manuel) para ahondar en la fusión entre el rock progresivo y el flamenco.

Su estancia en Cataluña (la gauche divine es como hablar del Ché y meter a Aznar porque tenga bigote),  los ensayos y grabaciones en una discoteca de ¿Lloret de Mar? Playa de Aro, la imagen del productor ferrea y tendiendo al éxito, los primeros pelotazos (la comercialoide  «el garrotín», tema que podía haber venido firmada por cualquier estrellita castro popera de la época), la pelea entre las ánsias económicas de unos y las ganas de seguir investigando sin prisas de otros.

El cierre ahonda en el lado trágico de esta historia, con el interesantísimo Julio Matito como protagonista absoluto. Un hombre de grandes y ferreas convicciones, como bien demuestra su respuesta ante los éxitos políticos de sus colegas.

Luego vino al fiesta posterior de Husmee, luego la de Dock of the Bay y hoy la imposibilidad de recordar los detalles concretos de películas, charlas y fiestas 😀

2 comentarios en “Dock Of The Bay : “Underground. La ciudad del arco iris”

Los comentarios están cerrados.