Me acuerdo de Amara Viejo. Waltzing Kaxilda.

Recuerdo haber ido a preguntar por los precios en su día, y ni me miraron a la cara. Ahora me mandan mails, sms y de todo. Jajajajaja”. Mi compañero de vinos, su señora y yo miramos a las nuevas moles de cemento que empiezan a erigirse en los terrenos del viejo Amara. Esas tierras cuya antigua apariencia Bassmatti y Aldarondo pillaron de chiripa para grabar aquel “Bizitza Erdia”.

Ahora el ladrillo amenaza, sobre todo a los constructores. Aunque el viejo sistema continúa imparable y amenaza con derribar más terrenos de la zona, como el edificio del restaurante Kaskazuri.

En los bajos del mismo –underground hasta en su localización- se inauguraba ayer Kaxilda, una librería peleona y curiosa. El día de apertura apenas se puede ver nada, entre manos que van a los pintxos y gente que te mete el codo para pedir otro vino gratuíto. Ya volveremos otro día con menos ajetreos. Pero un rápido paseo visual nos presentó unas estanterías llenas de obras que difícilmente adquirirían relevancia en otros espacios similares.

A juego con la colección de cuartillas, los organizadores habían preparado una serie de actos festivos. A la bailarina en el frontón nos la perdimos, pero a Mursego y ElHombrePantera, afortunadamente, no.

Owly Images

Lo decía en mi twitter ayer, Mursego tiene arte para dar y regalar. Aunque me quedo con la frase cazada al vuelo en la sala. Porque “Mursego hace tantas canciones que tiene que tocar con gente distinta para dar salida a toda su creatividad”. Mucho mejor, ande vamos a parar.

El pasado jueves su socio era ElHombrePantera, un sorprendente Victor Iriarte cuyo arte solo conocíamos en formato videográfico. ¡Y qué arte al micro! ¡Qué soltura y desparpajo! Nos dejo anonadados. Yo me acordé de Garbanzo, no sé bien porqué. O sí, vamos. Yo le veía algunos parentescos.

Cierto es que Mursego es como Messi, que hace mejor a quien juega a su lado – habrá que ver en su propuesta con Berrio, el 8 de Junio, cómo queda la cosa-. Pero la cita de ayer siguió los patrones habituales: diversión, apertura de miras, ARTE, pequeñas grandes historias cercanas, ganas de jugar, elegancia.

Por quedarnos con algo en particular, recuperamos las canciones supuestamente tituladas “Me acuerdo de…” y “Dale al Ukelele”. Y la feliz sensación de que Mursego es una estrellita de las nuestras, pequeñita o no lo suficientemente grande fuera de nuestras tierras, pero en constante crecimiento.

Cosas que adoro haber visto en su momento: Spiritualized en 120 minutes

Era casi una religión. Los domingos a la tarde-noche había cita videograbadora con la antigua MTV. Esa que solo emitía vídeos y tenía espacios en su parrilla para espacios como 120 Minutes y el posterior Headbanger´s ball (de corte heavy, característica que incluye a la presentadora, con más mechas que todo Rio Tinto).

Paul King, en un primer plano extremo que le dejaba la barbilla fuera, hacía de puente entre los vídeos que mataban mi ansiedad brit. Nunca entendí los amores hacia medianías tipo New Fast Automatic Daffodils, pero nunca agradeceré lo suficiente haber podido ver, en riguroso directo de emisión, este especial de Spiritualized. Aún lo tengo en VHS, esperando que lo vintage recupere ese tipo de reproductores.

La banda de Jason Pierce acababa de publicar “Lazer Guided Melodies”, su disco más directo y rabioso. Casualidad, el primero, si exceptuamos maxis imperecederos como “Anyway That You Want Me”. Los pedales aún cortaban, las baterías te aturdían y los loops eran espirales tóxicas. Y verlo en directo, todo lo directo que nos permitía la edad, allá por el 92, en un estudio en el que las luces estroboscópicas venían de serie, fue el cielo. Ese que nos gusta, el que también tiene un poco de infierno.

Dedicado a mi socio de MTVisiones por aquellos tiempos, el señor Daniel. Con ustedes, Spiritualized. 32 minutos de pura gloria.

Los bicipeatones

El Ayuntamiento de Donostia acaba de anunciar una campaña informativa – dado que se entregará a cada infractor un papelito con sus datos, y un número de euros a pagar bien detallado- para la convivencia entre ciclistas y peatones en las zonas comunes.

Dado que nos caracterizamos por no haber sido capaces de lograr esa armonía en otros campos (futboleros, pacíficos, hosteleros, humeantes, hogareños, ideológicos), todo indica que estamos en el camino de poder lograrlo una vez más. Nuestro consistorio, a fin meramente recaudaANIMOSO, ha colocado unas sanciones para esos malandrines que se piensan que la calle es suya y ensucian la imagen de Donostia en el mundo. No, no hablo de los cocineros y sus peleas de patio.

Las cuantías son meramente simbólicas para lo que vale un piso en la ciudad. 200 euros por ir con auriculares o hablar por el móvil, 50 por pasear sin luz o por la acera, o por viajar sin timbre -válgame Dior-.

Mientras uno discurre y ve que es más barato pintar un vagón de Renfe o dejar el coche 3 meses en un parking, piensa que como comienzo no está mal, pero que si queremos llevar a la ciudad al lugar al que pertenece y que nunca debió abandonar, la cosa podría mejorarse con algunas medidas complementarias:

  • Somanta de hostias -por la convivencia. Siempre por la convivencia- al korrikalari que circule por el bidegorri, algo muy habitual dado que tenemos muchos gamos preparando la Behobia. Si es pronto pago, o pego, lo dejamos en rotura de escafoides.
  • 50 euros para quien no conjunte pantalón y camiseta. Descuento por jersey anudado al cuello.
  • Otros 50 si la ropa no lleva un logo visible que ocupe media prenda. Se hará rebaja por viaje en grupo. Las chicas no pagan, como en las discotecas.
  • 50 machacantes, o 100, ya que estamos, a los niños que berreen mientras viajan en bicicleta. Los peatones pueden sufrir traumas acústicos o cefalea, y no disfrutar de las clavadas de los pintxos o la belleza de la zona romántica de la gran urbe.
  • Los peatones podrán, en legítima defensa, esgrimir catanas y armas de fuego homologadas o no para aumentar la habitabilidad de las zonas peatonales. Esto incluye los vigilantes oficiosos de obra (aka jubilados)
  • Como decía @tipitto, también habría que multar a las juventudes ligeras de ropa, como causantes de percances en grado de tentativa.
  • Queda para el futuro 2016 señalizar a los perros como boyas de mar y venderlo como un faro del proyecto. Tras BIO, EURO, TRANS y demás, bien podría llamarse CAN y buscar algo transfronterizo con la caja navarra

Bolso Primo

Remitido por The Primos….

«Hola amigos, aquí os presentamos este nuevo producto Primo. Un nuevo bolso bastante más guay que el anterior que hicimos hace un tiempo porque es más grande, de loneta de la buena y con dibujacos a ambos lados. Perfecto para el veranito y las cosas de playa, para la compra, para llevar a tu mascota… pues eso, un bolso con la triple P de calidad Primo.

Hemos hecho una edición de 25 unidades que ya puedes comprar en nuestra tienda online y en la tienda Flow Goods (Calle Legazpi nº 1 – San Sebastián) por 25 euros. Arriba tenéis un dibujo con las medidas y esas cosas.
Esperamos que os guste. Saludooooooos!»

Hamburguesas: El Pais vs @tremolino

Tenemos día tremolínico hoy. El País ha sacado, en su sección «El Viajero» (o «ni para esto te va a llegar en nada, rey»), un artículo titulado en su portada como «Locos por la hamburguesa» en el que da cuenta de algunos de los sitios -públicos- más relevantes en los que poder comerse un buen trozo de carne.

La guía, para lo poco que conocemos/recordamos de nuestros viajes #deaquidemadrid, no está del todo mal. «Hamburguesa Nostra» es una idea genial y bien rica. El Peggy Sue ha caído desde que en Donostia le hincamos el diente. Y El Alfredo´s, EL ALFREDO´S. Joder, que lo defiende hasta @proberto

Pero tocamos la puerta de nuestro propio loco de hamburguesa. Mr Tremolino. Y esto fue lo que nos dijo (o Dijou):

Mis comentarios

1. New York Burger. No la he probado ni la probaré nunca. Me hicieron el feo más feo que me han hecho nunca: Ir solo y no darme una mesa que estaba libre y dársela a la pareja que iba detrás mio.

2. Hamburguesa Nostra. Todas deliciosas. Como una de ellas cada semana.

3. Peggy Sue’s. Sin más.

4. Nimú. De lo mejor de Madrid a nivel de Hamburgesas. Serio competidor del Home Burger

5. TM Burguer & Fries. ¡No lo conozco!

6. Tommy Mel’s. Como el Peggy Sue’s…¡pero mucho más caro!

7. Home Burger Bar ¡Qué le voy a contar! Imprescindible

8. Alfredo’s Barbacoa. La mejor hamburgesa de Madrid, sin discusión. Lástima que siempre esté lleno y me coja a desmano.

Añadiría…

9. Burger Lab. Ni tan vulgares como las del Peggy Sue, ni alcanzando la excelencia.

10. Buffalino. Un secreto a descubrir. Solo tienen dos tipos de hamburgesa en carta…y son de quedarse tonto.

11. Zombie’s Bar. La recomiendan mucho, pero no he tenido la oportunidad.

12. San Wich. La probé hace un año y mejora la del Burguer Lab, no se si habrán llegado ya a la excelencia :)

¡Buen provecho!!!!