Peter Pan Speedrock + The Dispositives, mañana en el Bukos

Peter Pan Speedrock (Holanda, Rock and Roll a toda ostia)
The Dispositives
Miércoles 1 de febrero 20:00. Le Bukowski. C/ Egia, 18, Donostia
Precio: 10€
Entradas anticipadas:www.redribbonmusic.com

Peter Pan Speedrock

Presentamos una de las primeras giras del año, y nos orgullecemos que sean nada más y nada menos que los locos del motor de Eindhoven, PETER PAN SPEEDROCK. Para todo el tronao del rock n roll que le guste la caña al más puro estilo ZEKE, MOTÖRHEAD, GLUECIFER o PUFFBALL, PETER PAN SPEEDROCK son la respuesta holandesa a todos los headbangers que quieren amplis al 11, batería a ritmo frenético, una voz destructora, y letras sobre sangre, alcohol, mujeres, fiesta, conducir a 180, insultar a la madera, y sobre un infierno que se nos está quedando pequeño.

Después de haber compartido escenario con Motörhead, Nasville Pussy, o Turbonegro, compartir disco con Danko Jones, Gluecifer o Zeke, tener un catálogo imponente con más de 20 publicaciones, o haberse pateado varias veces Europa y Estados Unidos y no haber muerto en el intento, PPSR ya tiene una buena legión de fans por medio mundo.

Ahora les toca ganarse al público de aquí, así que desde HFMN CREW os animamos a que os acerqueis a saltar, bailar, gritar y sobretodo, beber y rockerar en cualquiera de las 7 fechas que tienen repartidas por las estepas, montes y playas de nuestra geografía.

The Dispositives

Quinteto Donostiarra formado a mediados del 2009 bajo la influencia del rock escandinavo de finales de los 90 y del 2000. (The hellacopters, Turbonegro, Gluecifer …) Rock and roll con mucha energía y personalidad cargado de riff´s guitarreros y de melodías que bien podrían pasar por el soul, blues, rock o por el pop. Tania -Voz, Dani – Guitarra, Txangi – batería, Mai – Bajo y Danel – Guitarra.

Desem-vasco en @RockDeLux

Portadón de Lisabö en el número de febrero de RockDeLux. Las fotos son de @foteropanico y me consta que las interiores son aún más potentes. Y el texto, sobre 4 páginas, con un muy atractivo despiece, corre a cargo de Asier Leoz.

Enhorabuena a todos!

La cultura de lo gratuito

Del delicioso concierto de anoche en Intxaurrondo, con Joan Colomo, Rafa Rueda y PLV Havoc como intérpretes, sacamos varias conclusiones:

A veces la heterogeneidad juega en contra de la idea inicial. Estamos demasiado acostumbrados a ir a ver a lo que queremos y obviar el resto. Los asistentes aparecían y desaparecían según la banda actuante. Una pena, porque la oferta fue muy atractiva. Nuestro interés parece centrarse en ver lo que conocemos, sin resquicios para la sorpresa o el chasco. Con excepciones. TG, fotógrafo madrileño, se acercó mediado el concierto de Rafa Rueda y sorprendido me preguntaba, “¿Quién demonios es este tío? Me está encantando, aunque no entienda nada (Rueda canta en euskera). Aunque bueno, lo mismo me pasa con el inglés”.

3 grupos hechos y derechos, por 8 euros. Y a la gente le parece caro. Espero que no entremos en la dinámica, si no lo estamos ya, de considerar 10 euros como un timo. En Madrid o Barcelona conciertos individuales de este tipo no suelen bajar de los 15-18 euros. Quizás Sidonie, el viernes anterior, fuera un ejemplo más claro, por estar más asentado en esa liga de popularidad. Y no entraremos en la batalla perdida de que un cubata sale por ese precio. Parece ser algo cultural. De ausencia de la misma, claro. Porque el cine es aún más caro y han cerrado sitios de descargas sin que ello haya repercutido en la asistencia.

Simon Finn, en marzo en Vitoria

Pronto lo analizaremos con mayor detenimiento, pero informaros que el miércoles 14 de Marzo toca en el campus de la universidad de Vitoria SIMON FINN, un histórico del Acid-Folk; además, gratis. El único disco que publicó en 1970; “Pass The Distance” es una joya.

Info del concierto & Biografía Simon Finn:
http://www.lastfm.es/event/3179217+Simon+Finn+at+Pabellón+Universitario+del+Campus+de+Vitoria-Gasteiz+on+14+March+2012

Drive: A veces callar duele más que hablar

Desconozco dónde esta el héroe que todos ven en el protagonista de Drive. Quizás en ellas pueda entenderlo, esa mezcla de pocas palabras, dureza y belleza o -relativo- atractivo físico. Porque de este último “tienes-que-verla-es-la-hostia” uno sale desasosegado. Lo cual no es una mala respuesta al planteamiento de una película. Pero de ahí a ser obra maestra hay un cacho. O es que el resto son una mierda de vulgaridad demostrable, que también podría ser.

Drive es una suerte de Lost In Traslation versión EEUU. Dura por los abundantes silencios (ausencia de palabras), con la gran urbe que nos hace pequeñitos, una banda sonora preciosa para seguir avanzando en la caída, que ahonda con el añadido de la versión norteamericana (violencia, gansterismo, carcel, la dependencia del coche en Los Angeles) en esa sensación de soledad frente a la multitud. De individualidad asumida sí o sí.

Es una película cuyo argumento narrado de viva voz no constituye ningún atractivo. Pero a la hora de verlo filmado la cosa se eleva por los elementos ya comentados. El paseo de planos abate y entristece, dibuja un destino que arranca canalla y acaba de manera triste. Porque es una peli triste, más allá de coches a toda velocidad – pocos-, y ataques violentos. Porque lo violento, en esta peli, es lo que no se habla. Todo ese espacio corporal y gestual, toda esa tensión, ese tranquilo discurrir lejos de los veloces diálogos cruzados habituales.

Y a la salida, en un centro comercial de las afueras de una gran ciudad, esa crudeza parecía tomar un poco de sentido. Tomar el coche y rodar. Sin rumbo fijo ni aparente. Huyendo sin llegar a ninguna parte. Dueño de un destino que tampoco hemos soñado, y que cae sobre la capota de nuestro vehículo.