Otro mundo es posible

La noche empezaba bien. Bien rara, quiero decir. Por el pasadizo vigilado de Egia (hay cámaras, pidan una copia si no me creen) andaban 3 niñas monas y un niño majo que no mono porque no tenía pelo en la cara. Agarraban una cerveza en la mano. E iban tarareando una canción. Del último disco de  The Sunday Drivers, para más señas. Sonreí para mis adentros. Sí, otro mundo es posible

Echamos unas cañas con amigos en la Taberna y entramos a la sala en la primera canción de los toledanos. Mucha gente poco habitual en la cita. O chicas (muchas) jóvenes, clásicas, modernas. O gentes de más de 40.

Es un rollo escribir una crónica de un concierto de los SD. Tocan siempre tan bien, tienen un directo tan potente, cantan tan bien y unas canciones tan redondas que nunca se puede esquilmar nada por ningún lado (además de convertir este texto en un clon de las tarjetas que Jose Luis Moreno leía en la TV)

Como definirlos rollo twitter: Wilco + Beatles. Y te sobran muchas letras en el twit para poner «oh»s

Su último trabajo, «The End Of Maiden Trip» es un paso adelante inmenso en su carrera. Si los anteriores eran pequeños saltos esta es la zancada del gigante verde. Protagonizó los mejores minutos de la noche, la primera parte del concierto. Imaginense como era que dejó el «do it» en canción del concurso pop rock donostiarra casi.

Hubiera preferido la versión de los Zombies que dejaron intuir que la de los Beatles que finalmente tocaron. Era un poco obvio. «Time, Time, Time» en cambio, sonó maravillosa.

Me gustó que se acordaran de Manu Drum, el primero que les trajo a la ciudad y persona que regentaba una tienda de discos que va camino de tomar el sindrome Woodstock. Ya saben, ese que afirma que millones de personas estuvieron allí cuando solo fueron unas cuantas la que fisicamente tomaron ácidos grasos sobre las verdes colinas.

Si finalmente se separan, como se rumorea, lloraremos muchos más aún por perdernos los siguientes paquetes melódicos. Y porque se lo pierdan los demás. Hay tanta elegancia, tanta calidad y tanta finura en las canciones que todo el mundo, y eso implica también Taipei y el pueblo Anouk, debería conocer y gozar de los SD.

Hablando de rumores. Muchos en la noche guipuzcoana. De los que se pueden contar, se habla que los Pains tienen muchas posibilidades de tocar en el Jazzaldia 2010. El porcentaje de éxito y credibilidad de esta idea se lo ponen ustedes solitos. Yo le doy más del 50%. Y de que Gaztemaniak está empezando a tener apoyos entre algunos políticos con mando en su plaza. Bien. Bien. Bien.

Lo de la fiesta posterior en el Bukowski lo dejo para mi autobiografía o la de Marlon Brandy: «El hecho diferencial Brandy». Un éxito de ventas fijo.

(la foto es de processblack, el tio ese del que hablan en el vídeo del Dock Of The Bay)

Entrevista con The Sunday Drivers

Encantados como estamos del «The End of Maiden Trip», el último CD de los inconmensurables The Sunday Drivers, le mandamos unas preguntillas al grupo. Y estas fueron las respuesta en bruto. Sin tratamiento por nuestra parte.

[Sunday Drivers actúan esta noche, 26 de Noviembre 2009, en la Sala Gazteszena de Donostia]

Persona/s que responde a las preguntas

Jero Romero

¿Que tal va la gira hasta ahora por España? Llegáis a Donostia, a una sala que ya reventasteis en la anterior visita…

Va muy bien. Muy bien en cuanto a todo, la verdad: a la afluencia de público, al recibimiento, las canciones nuevas funcionan bien, todos salimos contentos al final de cada día… no tenemos ninguna queja y las sensaciones o los recuerdos que tenemos de la anterior están siendo incluso mejorados ahora. Muy bien. Y bueno, Donostia es una parada obligatoria que siempre nos apetece, siempre ha sido así; curiosamente dos de los conciertos que mejor recuerdo fueron precisamente aquí: uno hace muchos años en una sala que se llama (o llamaba) Kandela, con muy poquita gente, y otro en el teatro Victoria Eugenia.

La tierra seguro que no os disgusta. A vuestro bajista lo hemos visto de turisteo por Guipúzcoa este último año…

Jajaja. No sólo este último año. Tiene familia en Fuenterrabía y suele venir amenudo. Así que será presa fácil de los paparazzi :D.

Sois de los que más discos vi vender por asistente en la anterior visita. ¿Si contáramos esas copias estaríais más arriba en las listas?

Pero ¿esas no cuentan? Que yo sepa, cuentan; así que estamos abajo con esas. Hace años que dejamos de preocuparnos por cuánto se vende; no porque no nos interese, sino porque en nuestro caso varían prácticamente nada y esas variaciones significan más bien nada también. Para nosotros el principal sitio de venta siempre ha sido el concierto. Lo cual me hace feliz, porque de algún modo es un halago hacia el directo. Aún así, todo depende de con qué lo compares: vender 7.000 ó 10.000 discos es una nimiedad comparado con lo que venden otros, pero para nosotros es una cifra astronómica que jamás pensamos que íbamos a alcanzar.

Mal año para aparecer en ellas. Cada vez menos ventas, que contrasta con un mayor número de fans en la mayoría de las bandas…

Es el eterno debate, la paradoja contínua.

Por resumir, creo que al final es mejor opinar de lo que uno conoce bien; me cuesta trabajo tener opiniones categóricas sobre cosas como listas, ventas, industria, etc… pues me parecen temas complejos que no sólo tienen una respuesta y que no conozco demasiado. Y lo que yo conozco es que no sé lo qué es una lista ni quién ni cómo se hacen y que nosotros sólo podemos vivir de tocar y nunca lo haremos de vender y que nuestro público es fiel y por suerte crece poco a poco… el resto, me interesa, pero no me importa.

Teníamos cierto miedo de que Brad Jones, os joshrouserizara (madre que verbo), que aplicara el 1972 sonoramente a vuestros temas sin mayores análisis en vuestra visita a su estudio. Decidme que no fue así y que dejasteis las cosas claritas… 😀

Para empezar, por mucha mano que meta un productor, si no tienes las canciones y la banda de 1972 nunca podrá sonar a 1972. Y sii no eres Josh Rouse, menos. Así que era imposible y no era la idea 😀 Pero bueno, sí que los productores tienen su “sello” y eso nos gustaba: la “limpieza” del sonido, el plano de cada instrumento, de la voz, etc… pero al final el grupo se contagia o se adapta al productor y viceversa. Creo que un productor es más o menos sabio según su capacidad para sacar lo bueno del grupo y ocultar lo malo, y luego está el gusto y el conocimiento musical. En ambas cosas Brad Jones es un crack y el entendimiento fue total.

Intuyo que ese disco pudo ser el que os llamara la atención de él…¿Qué tal fue currar allí?

Sí, me parece un discazo. Fue fantástico, San Francisco es una ciudad maravillosa… fue toda una experiencia, pero al final creo que no influye tanto dónde, pues aquí hay estudios igual o mejores que aquel y sitios igual o más fascinantes, sino con quién trabajas. De todas formas, en aquel momento era una experiencia que nos apetecía tener y por suerte pudimos tener.

Personalmente, me parece mayor éxito la penetración de vuestra música en Europa que aparecer en campañas de marketing…¿Cómo está respondiendo Europa a este nuevo CD?¿Habrá gira futura por Francia, Bélgica o Inglaterra?

Pues está por ver. Nuestra discográfica francesa que es la que tiene la licencia para editar en Europa ha pasado del disco, pero hay otras interesadas. Si no editas disco, es muy difícil salir a tocar fuera. Así que estamos a la espera.

Las dos palabras que me vienen ala mente cuando escucho vuestro disco es “clásico” e “inmediato”. Directos, 3 minutillos salvo en “row”, la fórmula del pop de toda la vida. Y clásico por el sonido norteamericano que siempre habéis defendido y que ahora alcanza cotas más que sobresalientes.

Puede ser. Es el disco en que menos cosas premeditadas hay… en general nunca las ha habido, nunca nos hemos planteado “vamos a sonar americanos”, aunque nuestros gustos marcan el resultado final, claro. No sé muy bien el porqué de esto salvo que obviamente un Hammond o una guitarra 12 cuerdas o armonías de 3 voces te recuerda siempre a algo concreto…. pero en este disco es también donde menos cosas tan claramente reconocibles hay… Lo de que sea el más inmediato sí que me sorprende, yo no lo veo o lo veía así, me parecía el más “complejo”, dentro de que no dejan de ser canciones de pop-rock. Creo que hay canciones menos “inmediatas” que en otros discos y ningún “single”… o muchos!

En más de un paso me recuerda sinceramente a las canciones de Wilco o la sicodelía Beatle que siempre os ha acompañado. Todo esto sin querer atentar contra vuestra personalidad.

Pues sólo puedo decir muchas gracias. Son sombras que pululan en nuestra música, y casi en la de cualquier grupo, que son obvias. Creo que son comparaciones desorbitadas que agradecemos y entendemos, pero yo creo que las canciones suenan a nosotros más que a otra cosa. Eso quiero creer. Aún así, es como decirle a un escritor que ciertos pasajes suyos recuerdan a Cervantes. Sólo podrá dar las gracias.

¿“Everything reminds me of you” era demasiado corta para un single? Pocas canciones me parecían más cantadas que esa como primer lanzamiento.

No sabíamos, muchas o ninguna nos parecían “singleables”, la que tú citas entre otras. Nunca hemos sabido muy bien elegir eso y lo solemos dejar en manos de la discográfica, aunque opinemos.

Ah, claro, que todos los singles han sido como bisílabos, “do it”, “On My Mind” 😀

😀 “On my mind” es trisílaba 😀

Ya desde Tiny Telephone teníais especial interés en grabar todos juntos, como si fuera en directo….¿Más desencantados del proceso de estudio pausado y a plazos?

Sí. En nuestro caso supone un atraso (sobre todo en tiempo) y el resultado es peor. No sabemos. La grabación de los 2 primeros discos fue así y no nos gustó. Tocando juntos hay más errores pero mucho más feeling y groove o como se quiera llamar… y captar eso es primordial, indispensable. Luego, ciertos errores siempre se pueden maquillar o no son tan importantes.

¿Queríais transmitir las grandes críticas que siempre han tenido vuestros conciertos? Sois uno de los grupos que mejor directo tiene en España…

Gracias. La idea siempre ha sido intentar captar la energía del directo, pero es imposible: no hay público. Así que por lo menos tratar de acercarte algo.

El título del disco (el final del viaje inicial, podría ser la traducción a la que yo he llegado) alimenta los eternos rumores de separación, comprensibles por las largas giras. ¿Asustamos a los fans diciendo que esta es la última visita a Donostia o esperamos a que acabe la gira para estas cuestiones?

Mejor esperar. Esa es la traducción perfecta.

Lo que si se puede confirmar en que en muchas entrevistas previas hablais de el final del viaje, del final de un ciclo. Musicalmente se ve mayores concreciones o aciertos que con anterioridad. No sabemos hacia donde váis, pero es una pena que dejéis este camino…

Creo que, como casi todo el mundo, pasan años hasta que encuentras cierta estabilidad (el grupo ha sufrido varios cambios) y hasta que aprendes “tus maneras”… y creo que este disco es el más personal por eso: todo el proceso de composición, de ensayo, de arreglos, de grabación, etc… ha sido casi perfecto en cuándo, cómo, dónde, cuánto, con quién… elegido por nosotros exclusivamente y con la posibilidad de comparar que te da haber hecho otros antes. Por eso es el principio o el final de algo, porque este es el nuevo camino o el modo que nos gusta y que más satisfechos nos ha dejado.

Por cierto, ¿qué hace alguien en Toledo en verano?. Acabo de pasar unos días allí este agosto, y es tierra de climas extremos. Los bares más bonitos que ví en mucho tiempo, una ciudad alucinante,y los calores más sofocantes… Ensayaréis con aire acondicionado o sobre témpanos de hielo.

Normalmente, no estar en Toledo. Hay aire acondicionado en el local de ensayo pero no sirve de nada. Ven en abril, te encantará.

Posters de conciertos: Jason Munn

Para aquellos que no sepan qué regalarnos estas navidades, aquí va nuestra recomendación: las obras gráficas de Jason Munn. Un artistazo haciendo carteles para conciertos de grupos musicales allá por los EEUU. Afiches elegantes, delicados, preciosos. Yo lo ví en TreCool, blog atractivo sobre moderneces chulapas.

Avido: De estos que véis, algunos están agotados. Los pongo solamente como afilador de dientes.

Premio a la mejor promo de un acto: Dock Of The Bay

Absolutamente delirante, sobre todo si conoces el mundillo local y te gusta la música. No hay un solo extracto que pueda destacar sobre los demás. ¡¡¡¡Son todos alucinantes!!!! Llevo 30 minutos llorando de risa

El certamen de cine documental musical se celebra este fin de semana (27-29 de Noviembre 2009) en el teatro Principal de Donostia

La versión definitiva del vídeo