Entrevista bruta a Thee Brandy Hips

Los donostiarras Thee Brandy Hips [Myspace] presentan, por fin, WE ARE LOVE, su primer trabajo.

Publicado bajo su propio sello, Young Hipster Records, el disco está disponible en descarga directa gratuita desde la web del grupo, www.theebrandyhips.com.También se vende en CD digipack a un precio de 6 euros, 7 con gastos de envío.Para aquellos que se hayan descargado y les haya gustado el disco, hay disponible un botón de donación.

Nombre de los miembros…

  • Brandy Warhol: bajo y voz principal
  • Brandy Lucas: guitarra y coros
  • Brandy McNeill: guitarra y coros
  • Marlon Brandy: batería

¿Entre aquella primera demo y este señor CD, que habéis hecho? ¿Muchos concursos poperos a los que os habeis apuntado?

En realidad sacamos dos maquetillas, que intentamos exprimir al máximo tocando. Con la actuación del Donostikluba del año pasado quisimos cerrar ya la etapa maquetera y darle un punto de seriedad al asunto. Sólo hemos enviado a concursos que no requiriesen mucho esfuerzo por nuestra parte, no se nos da bien spamear los Facebook y fotologs de los amigos mendigando votos…

¿Os habeis montado un sello para editarlo? ¿Nadie os hacia caso? ¿Es la mejor manera de controlarlo todo?

Así es, Young Hipster Records, por las dos razones: al no hacernos nadie caso hemos decidido dedicarnos a fondo al grupo, con todo el curro asociado de sacarte tú el disco, promocionarlo, etc. Somos novatos, así que las dudas sobre si hacemos lo correcto son constantes.

¿Cómo salió la posibilidad de grabarlo en Madrid?

Nuestro amigo David Pisabarro es un técnico sobresaliente, que graba bajo el críptico nombre de 413. Ahora vive en Madrid y surgió la posibilidad de grabar allí, con equipo cojonudo. No hizo falta pensarlo mucho.

¿Es la masterización el mayor problema para los grupos que empiezan y se pueden grabar todo en casita?

Estamos un poco desencantados con el asunto de la masterización. Tendrá su arte, pero a menudo no consiste más que en subir volumen a costa de perder naturalidad. Hicimos un intento de masterizar profesionalmente, y nuestras buenas perras nos costó, para que, al final, la master hecha por David con cero medios y mucho gusto resultase tan buena como la otra.

¿Por que decidis regalarlo o cobrar la voluntad? Eso puede ser muy provechoso para grupos consagrados, pero…¿Cuales son las ventajas de hacer eso para los que empiezan?

Como decía, también tenemos dudas sobre si esto es lo correcto, que más o menos se disipan cuando se ataca la raíz de la cuestión: las canciones están para que las escuche la gente, y todo lo demás es secundario. Creemos que son buenos temas, sólo hace falta que lleguen, lo cual es bastante difícil, ya que al no contar con discográfica, los cauces habituales de promo están casi cerrados.

Precioso el trabajo de diseño de portada, extendido a la web

Te daríamos las gracias, pero corresponde a Maika Beato, nuestra diseñadora oficial. Nos gusta y nos parece importante rodearnos de lo bonito, y Maika nos tiene muy bien pillada la “imagen de marca”.

Por si fuera poco, el genial Yosigo nos ha echado un cable con las fotos, así que podríamos decir que somos el grupo de indie-pop más cool de nuestro portal.

¿Vale la web (bien construida, actualizada) para promocionar a un grupo que empieza?

No tanto como nos gustaría. Lo que realmente pega son las redes sociales, pero una sinergia (quería usar esa palabra) entre ambas, usando facebook y demás para llevar a la gente la web, es casi perfecto.

¿Seguirá el ingles como idioma comunicativo y opción cantora?

Sí, de momento sí.

Os habeis metido en la final del Villa…supongo que buen subidón. Aunque tendreis que esperar para subir al escenario. ¿La crisis atrasó los conciertos?

Nos ha venido muy bien el atraso, porque de haberse celebrado en marzo habría sido desastroso. Los primeros conciertos de We Are Love fueron muy caóticos. Para octubre lo tendremos mucho más rodado todo. Y sí, el Villa es El Concurso, así que poco más se puede pedir.

¿De que hablan vuestras letras? Especial interés tengo en la llamada “Denoueix”.

Son letras básicamente optimistas, de amor, aunque no en un sentido estricto. Son guiños de admiración a formas tremendamente vitales de disfrutar de la vida, otra forma de decir que el amor comienza, más o menos, por uno mismo. Denoueix es ejemplo de ello, dibujando un personajillo viajero a lo Kerouac, al que en las últimas estrofas se le estrella el 2009 de golpe, con bancos y novias reclamando pagos y facturas, respectivamente. Y sí, suponemos que te lo estás preguntando, el título hace honor al último hombre sabio que ha pisado esta ciudad.

¿Y del resto?

“A song to you, Laure” habla de la historia de la nadadora francesa de Laure Manadou, campeona olímpica en Atenas, quien, por amor, casi traicionó a su país al irse a vivir a Italia con su entrenador. Éste, al tiempo, colgó en Internet unas fotos de ella en porretas, y se lió con una competidora suya. En Pekín Laure fue última en casi todas las series, y verla llorar encogía el corazón. Así que eso, “keep floating, Laure”.

Brutalmente preciosa es “Mr Thinman”

Gracias. Reciclamos una idea que, con batería y demás, resultaba horrorosa. Está guay que nos digan que recuerda a los Shins más folk.

Y muy muy chula “Hummingbird”…¿Por qué tan atrás en el listado? Es puro indie USA de los 90, casi Go Betweens

We Are Love son sólo siete canciones, y no por falta de inspiración para más (que también), sino porque las siete nos gustan. En la mayoría de discos actuales encontramos cuatro o cinco canciones de relleno, que si no estuviesen no pasaría nada. Cooper tiene razón cuando dice que la gente ya no escucha discos enteros. Así que en el orden del disco no hay criterios de calidad, sino que queríamos un desarrollo más o menos natural, y finalizar con la armónica de Hummingbird es cerrar un disco feliz de una forma feliz. Además, elegir como single la última canción del disco queda muy pintón.

En este disco os habeís abierto un poco las miras. Un poco de garaje, un poco de New Wave, algo sesentero, otro poco de Nueva York…Si el primero destacaba por lo saltarín, en este hay más cositas distintas (sin frenar la inmediatez) que no os importa parar de golpe y cortar para empezar como con otro cacho.
Bueno, We Are Love nos ha pillado en un momento de transición, yendo del post-punk y ritmos sincopados al pop y la melodía. Las estructuras algo extrañas siempre van a estar ahí, son cosa de Iñaki, pero cada vez tenemos más presente el pop. Que lo importante sea la melodía, y que la estructura aderece.

¿Os animais a definir vosotros cada canción?

Esto es jodido. A ver:

  • A song to you, Laure: es la que más relación guarda con la maqueta anterior. Y si antes nos hablaban de Gang of Four o Wire, supongo que lo seguirán haciendo.
  • Young Hipster: la base es garaje, pero la melodía es pop, así que me desconcierta bastante. El puente, con su remedo de garage-psych-surf termina de convertirla en la canción más divertida de tocar.
  • Denoueix: es la canción que mejor ejemplifica los cambios, con ritmos juguetones, bailables, y variedad melódica.
  • Mr. Thinman: está dicho.
  • Love’s not perfect: gente que nos quiere mal dice que se parece a Muse. ¡Horror! Yo lo veo más cerca de unos Arctic Monkeys menos virtuosos. Pista para el puente: en el fondo es puro surf-western, y sólo nos faltaron trompetas mariachis para acompañar a los trémolos. Si nos hubiésemos puesto barrocos, habría salido a lo Scott Walker…
  • V Empire: es la más pop del disco. Tan pop que no la sé definir. Si tuviese un puente cantado, sería costelliana , y si fuese punk serían los Real Kids o los Buzzcocks.
  • Hummingbird: aunque no lo parezca, está creada bajo influencia total de Teenage Fanclub, aunque la melodía haya salido más morriseyana… La idea de la armónica para echar a volar la canción no revoluciona nada, pero nos hace felices.


¿Cómo os habéis montado esa gira?

Pues ha ido surgiendo. Como decimos, al hacerlo todo nosotros, no tenemos procedimientos creados, se va llevando todo sobre la marcha, los conciertos, la promo, la edición del disco… Algunas llamadas afortunadas, tres o cuatro contactos enrollados, y bingo. No nos quejamos, aunque para verano parece parada la cosa… ¡queremos tocar!

¿Qué tal la respuesta del CD en descargas y comentarios? Aun es pronto?

Sí, todavía es pronto. Nos gustaría leer alguna crítica aparte de la de los colegas, para ir tanteando la realidad del disco.

¿Qué tal veis la escena donostiarra musical? ¿Es mas facil hoy en día con internet ser parte de una escena geograficamente deslocalizada?

Si no hay escenario, no hay escena. Y como Donosti no tiene lo uno, tampoco tiene lo otro. Humildemente, creemos que los mejores grupos están en nuestro local: Los Nerviosos y Cocoguaguas. Pero es algo residual, e imaginar una especie de Malasaña o Glasgow en Donosti es pura quimera. En terrenos cercanos al hardcore es distinto, con Krilin o Curasán haciendo cosas interesantes, pero no hay más donde rascar. El hecho de que, quitando el Donostikluba, no haya pasado por la ciudad ningún grupo indie de tirón en años, habla mejor de cómo está la cosa que lo que podamos decir nosotros.

Wilco (The tickets)

Miguel Martín comenta en el Director´s blog del Jazzaldia (txoko que ha perdido con el cambio, no se puede sindicar individualmente ¡¡ ni comentar en estos momentos!!) algunas piruetas/embolados/embajadas que han sucedido con el -agotado ya- concierto de Wilco en el Kursaal donostiarra. [Ver crónica de Madrid. Dientes MUY largos. Otra crónica. Dientes MUY cortos]

Clarividente, para que veamos como funciona el sistema.

Al poco de ponerse las entradas a la venta (22 de Enero de 2009 a las 13:02), nos llegó un mail de su representante en España que decía:

Hola Miguel,

Nos puedes reservar 40 entradas de 32 euros y 30 entradas de 25 euros para el concierto de Wilco. Estas entradas las paga la propia banda, nosotros te haríamos el ingreso o descuento de los pagos de cachet.

Claro, ¿no? Nos estaban pidiendo entradas del 2º y 3º precio. Ninguna de ellas, por tanto, se podía situar en las primeras filas.

Cuando comprobamos en la página del grupo la manera en que se anunciaban estas entradas, nos quedamos “helaos” al comprobar que ofrecían entradas en “las primeras filas, junto al escenario” y que las habían vendido todas (y nosotros habíamos agotado también el taquillaje general).

Inmediatamente nos pusimos en contacto con ellos para indicarles la barbaridad que habían hecho y los problemas que nos podían acarrear el tener en la puerta a 70 personas estafadas y cabreadas.

Ahora, según el público que está recibiendo las entradas compradas a través de la página del grupo va protestando al comprobar que sus entradas están en la fila veintitantos o treintaytantos, la agencia que les ha vendido las entradas echa alegremente la culpa al promotor (Fundación Kursaal, en este caso)

Advertencia a todos aquellos afectados (máximo, 70): no hay entradas de sobra en la taquilla, están agotadas. Las que “compró” el grupo para vender en su página eran de bastante atrás y, lamentablemente, en todo esto no tenemos nada que ver ni vamos a poder solucionar nada.

Coloquio sobre la composición musical. 27 de Mayo. Donostia

Literaktum

27 de mayo, miércoles:

  • A las 19:30 horas
  • En la Biblioteca Central (San Jerónimo), coloquio sobre la composición musical (en euskara)
  • Ponente: Jabier Muguruza

Jabier Muguruza (Irun, 1960)

Aunque desde los cinco años comenzó a tocar el acordeón, su carrera musical comenzó en 1989, sensu stricto, al grabar su primer disco Ja, ja, un trabajo destinado al público infantil.

En 1990 fundó el grupo de pop-jazz Les Mecaniciens, con los que publicó tres álbumes. En 1993 el grupo se disuelve, pero Jabier empieza entonces su carrera como cantautor, con una música con toques de rock, pop y jazz. En 1996, y de manera paralela a su faceta de cantautor, forma junto a su hermano Iñigo y Sergio Ordóñez el grupo Joxe Ripiau, con los que publicó cuatro discos hasta su disolución en el año 2000. A lo largo de su carrera en solitario ha publicado un total de nueve trabajos, muchos de ellos aclamados por la crítica musical.

Su carrera literaria comenzó a principios de los 90, fundando el grupo literario Emak Bakia junto a Bernardo Atxaga, Ruper Ordorika, Jose Mari Iturralde Jabier ha publicado seis libros de literatura infantil y dos libros de relatos para adultos. Ha escrito durante estos años gran cantidad de artículos en diversos medios de comunicación.

Cosas que hacer en Barcelona cuando es de día en el Primavera

Con el fin de mostrar las obras adquiridas por la Colección MACBA en los últimos dos años, inéditas en el contexto de la Colección, el Museu d’Art Contemporani de Barcelona dedica todos sus espacios expositivos a sus fondos.

La Colección MACBA no se mostraba de forma global desde el año 2005, cuando en las tres plantas del museo se exhibió una selección de 160 obras que trazaba una lectura cronológica de los fondos propios, desde la década de los cincuenta hasta la actualidad. Ahora, al edificio Meyer se le suman los dos nuevos espacios incorporados en los últimos años: la Capella (septiembre de 2006) y el Centro de Documentación (diciembre de 2007).

Guía de la colección (PDF)

——————————————



Quinquis de los 80. Cine, prensa y calle

El punto de partida de «Quinquis de los 80» es la figura del quinqui acuñada por el fenómeno del cine de delincuencia juvenil. Los códigos de representación de la delincuencia juvenil del cine quinqui han pervivido hasta la actualidad de tal manera que el estereotipo del quinqui, sometido a un proceso de estetización, continúa hoy en día ejerciendo una fascinación desenfrenada.

Durante los sesenta se pusieron en marcha, ante el déficit de vivienda barata, los planes de urgencia social. El resultado fue un urbanismo de pésima calidad, con unos barrios sin los servicios más básicos, hecho que precipitó la aparición de los movimientos vecinales.

La crisis de los setenta y el paro acabaron por convertir estos barrios en el territorio germinal del quinqui.

Aquella generación de jóvenes fue partícipe, por primera vez en nuestro país, de las corrientes de la cultura juvenil. En la sala de juegos se presentan los elementos de evasión del estilo de vida adolescente: los colegas, el sexo y las drogas; así como las manifestaciones de la cultura popular que proyectaban imágenes afines de rebeldía, escapismo y marginalidad, como el cómico o la música.

En 1975 un 25% de la población mayor de 14 años quedaba excluida del sistema educativo. La edad laboral -como la penal- se situó en los 16 años, así que para muchos jóvenes sólo quedaba la calle.

Además, la irrupción de la heroína hizo estragos. En un clima de alarma social, amplificada por los medios de comunicación, el delincuente juvenil se convirtió en el enemigo público número uno.

La presencia que los jóvenes delincuentes tenían en los medios de comunicación es clave para entender su iconización. El Vaquilla y El Jaro son las estrellas más brillantes de este universo, auténticos héroes de la marginalidad, gracias a los biopics cinematográficos: Navajeros, la saga Perros callejeros y Yo, El Vaquilla. Estas películas conforman la médula del cine quinqui.

Este ámbito aborda la pervivencia que el fenómeno quinqui ha tenido después de su auge y del final trágico de muchos de sus protagonistas, tanto en la ficción como en la realidad.

De la mano de una nueva generación, se produce una pirueta estética mediante la cual el quinqui de los ochenta se erigió en icono castizo cool. El mito hoy, especialmente en Internet, vuela libre.

Centre de Cultura Contemporània de Barcelona

Del 25 mayo 2009 al 06 setiembre 2009. De martes a domingo de 11 a 20h. Jueves de 11 a 22 h.